domingo, 4 de mayo de 2008

Propagacion de Plantas

La reproducción asexual o clonación en las plantas

La clonación de plantas existe hace miles de años. Los agricultores y floricultores la practican desde hace muchos años para la producción de plantas or¬namentales y alimenticias que son copias del progenitor. En la actualidad una gran cantidad de plantas de valor comercial, como las bananas, uvas y naranjas sin semilla, entre muchas otras, han perdido la capacidad de producir semillas y deben ser propagadas por procesos de reproducción asexual.

IMPORTANCIA DE LA PROPAGACIÓN ASEXUAL

Una reproducción puede ocurrir mediante la formación de raíces y tallos adventicios o por medio de la unión de partes vegetativas o injertos.

La reproducción asexual, o sea la reproducción utilizando partes vegetativas de una planta original, es posible realizarla porque cada célula vegetal contiene las características genéticas necesarias para generar una nueva planta.

Una reproducción puede ocurrir mediante la formación de raíces y tallos adventicios o por medio de la unión de partes vegetativas o injertos. Asimismo, las estacas y acodos tienen capacidad para formar raíces, pudiendo constituir un nuevo sistema de brotaciones. Las hojas también pueden regenerar tanto raíces como tallos, además es posible injertar entre sí una nueva raíz y un tallo para formar una sola planta.

Es conocido que de una célula individual se pueden iniciar nuevas plantas, sea de forma adventicia en plantas completas o en sistemas de cultivo aséptico. Al respecto vale destacar que a la propiedad de las células vegetativas vivientes de regenerar organismos completos se la denomina “totipotencia”.

En base a esta característica genética se han logrado regenerar plantas completas en cultivos asépticos, a partir de células individuales de la médula del tabaco y de la raíz de la zanahoria, resultando plantas idénticas a aquellas de donde se tomaron las células individuales.

JUSTIFICATIVOS DEL USO DE LA PROPAGACIÓN ASEXUAL

La duplicación genética de plantas dentro de la propagación vegetativa asexual se denomina “clonación”, y a la población de plantas descendientes se les denomina “clones”. En la clonación las características específicas de cualquier planta individual son perpetuadas mediante la propagación asexual. La clonación de plantas es de singular importancia en la horticultura, sobre todo en la mayoría de las especies frutales y ornamentales que contienen genotipos altamente heterocigotos, donde se pierden las características únicas de dichas plantas cuando son propagadas por semilla.

La propagación asexual es fundamental en las plantas que no contienen semillas viables para poder ser reproducidas, como es el caso de bananos, higueras, ciertos naranjos y vides, entre otras. Asimismo, con la propagación asexual se evitan los períodos juveniles prolongados, pues las plantas que se cultivan por semillas pasan por un período juvenil muy largo, el cual no ocurre en el proceso de floración, necesitando algunas especies leñosas y ciertas herbáceas perennes entre 5 y 10 años para que se inicie la floración. En cambio la propagación vegetativa asexual evita esta fase juvenil.

De igual manera durante el período juvenil las plantas originadas por semilla no sólo que no producen flores y frutos, sino que requieren de labores específicas de mantenimiento, lo cual constituye un costo adicional en años improductivos, lo que complica a los productores encareciendo los costos de producción. Sin embargo, cuando se trata de obtener material vegetativo de estacas para la propagación es mejor obtenerlas de plantas que están en la fase juvenil, sobre todo aquellas especies difíciles de enraizar que en este caso lo hacen con mayor facilidad.

Otra condición importante de la propagación asexual es la capacidad de combinar en una sola planta dos o más clones por el método de injerto. En todo caso vale enfatizar en el aspecto económico que la propagación en masa por medios vegetativos no es más económica que la propagación comparable por semilla, pero su utilización es plenamente justificada por la superioridad y uniformidad de los clones obtenidos. Consecuentemente, la economía de la propagación vegetativa está en la supresión de la fase juvenil, el acortamiento del tiempo para llegar a la fase productiva y en la productividad de las plantas que son de iguales características genéticas a las plantas originales de donde se tomó la parte vegetativa propagada.

En cuanto a la variabilidad, el comportamiento presente de una planta en su fenotipo, que resulta de la interacción del genotipo con el ambiente en el cual esté desarrollando las plantas, por lo tanto entre las plantas provenientes de clones siempre pueden ocurrir cambios por variaciones ambientales, pero sin que cambie el genotipo del clon.


División de mata
Este método se puede aplicar a un gran número de especies:
- Aglaonema- Anturio- Aspidistra- Calatea- Cimbidium- Cinta- Culantrillo- Espatifilo- Fitonia- Maranta- Papiro- Saintpaulia- Etc., etc.
El mejor momento para realizarlo es al final del período de reposo vegetativo (finales de invierno).
Consiste simplemente en dividir la planta en 2 o más trozos cada uno con una buena porción de raíces y luego plantar cada uno en macetas individuales.
Tiene que ser una planta que haya ramificado bien por abajo, que tenga muchos brotes desde la base del suelo.
Procura hacerlo con la tierra ligeramente húmeda con el fin de que no se desmorone el cepellón y no queden las raíces "peladas" tras separarlo.
Con las manos o con un cuchillo bien afilado, se hacen 2, 3, 4 ó más partes, llevando cada una un trozo de raíz.
Asienta bien con las manos la tierra, para que no queden bolsas de aire, y riega abundantemente.
Es una sencilla y barata forma de obtener nuevas plantas rápidamente.


Hijuelos o retoños
Son pequeñas plantitas que nacen en la base de los tallos. Ejemplos:
- Bromelias- Cactus- Clivia- Echeveria- Piña- Yuca- Etc.
Basta con separar los hijuelos de la planta madre en primavera-verano y trasplantarlos a una maceta con compost. Utiliza un cuchillo.
En Yuca, además de los de la base, también se cortan los brotes de arriba del tronco.









Estolones
Estolones de cinta (izq.) y de Saxifraga (dcha.)
Son tallos rastreros largos cuyos nudos, si tocan tierra, tienen la capacidad de generar raíces y dar una planta entera. Ejemplos:
- Cinta- Helecho Nephrolepis- Saxifraga- Etc.
Simplemente se cortan los estolones en época de crecimiento y se plantan en un tiesto.
También se puede hacer sin separar de la planta madre, poniendo otra maceta al lado y cortar cuando la plántula esté totalmente establecida, lo cual se sabe por la aparición de brotes nuevos o por el aumento del tamaño de las hojas. Deben ser separadas con pan de tierra y colocadas en macetas.













Esquejes
El estaquillado o esquejado consiste en tomar una porción de una planta, ya sea un trozo de tallo, de raíz o una hoja, y conseguir que emita raíces por la base para formar un nuevo ejemplar.
La multiplicación mediante esquejes es un sistema sencillo, aunque no todos los esquejes agarran.
Los esquejes en Plantas de interior pueden ser:
Esquejes leñosos (duros)
Esquejes herbáceos o semileñosos (tiernos)
Esquejes de hoja

Esquejes leñosos o estacas
Diefembaquia

Corta trozos de tallos leñosos de unos 12-15 cm. de longitud que posean al menos 1 nudo o yema. Por la base se da un corte recto y por el extremo uno sesgado, justo por encima de la última yema.
Impregna la base en hormonas de enraizamiento.
Entiérralo dejando asomar sólo unos 3 cm.
Plantas como Yuca admiten este tipo de esquejado.
Esqueje herbáceo o semileños
1. Época ideal: entre mediados de primavera y principios de verano.
2. Corta estaquillas, trozos de tallos, con una longitud de 10 a 15 cm. Deben llevar 2 ó más nudos.
3. Corta la base de cada esqueje justo por debajo de un nudo y quita las hojas inferiores dejando sólo los 2 ó 3 pares de hojas superiores.
4. Impregna la base del esqueje con hormonas de enraizamiento. No es imprescindible hacerlo, pero ayuda a que emita raíces. Las hormonas se venden en forma de polvo, de líquido y de gel, siendo el polvo lo más habitual.
5. Prepara macetas o bandejas rellenas con turba o bien mantillo mezclado con arena de río lavada mitad y mitad (50% de turba o mantillo y 50% de arena). En lugar de arena se puede usar perlita.
6. Clava los esquejes introduciendo el tercio inferior en el sustrato. Apriétalos con los dedos.
7. Riega y cubre la maceta o bandeja con una bolsa de plástico clavándolo en palillos de forma que las hojas no rocen el plástico. Si no usas una bolsa, también servirá una lámina de polietileno transparente apoyada sobre varillas clavadas en la tierra, o tarros de cristal en macetas individuales.... Esto servirá para mantener una humedad alta alrededor de las estaquillas. Habrás de ventilar cada tanto para evitar la condensación.
8. Coloca todo en un lugar con temperatura suave (alrededor de 20ºC) y que no reciba el sol directo ni corrientes de aire.
9. Mantén el sustrato húmedo, no encharcado. Es importante no regar demasiado seguido ni en grandes cantidades porque las raíces nuevas pueden llegar a pudrirse muy fácilmente.
10. Al cabo de varias semanas el esqueje desarrollará raíces por su base y tendrás una nueva planta.
11. Trasplanta los esquejes enraizados a macetas individuales, por ejemplo, de 14 cm de diámetro.
12. Tras unos cuantos días de aclimatación pueden recibir la luz del sol. Ponles un poco de fertilizante líquido todas las semanas.
Algunas plantas enraízan tan fácilmente que se pueden poner en un vaso de agua u otro recipiente y emitirán raíces (ver foto superior):
- Cóleo- Poto- Adelfa- Singonio- Filodendro- Etc..
Esquejes de hoja
Hay 3 tipos de esquejes de hoja:
Esqueje de peciolo de hoja
Esqueje de hoja entera
Esqueje de fragmentos de hoja
Esqueje de peciolo de hoja

El momento más favorable es a mediados de primavera o a principios de verano, aunque otras épocas del año también son buenas.
Corta hojas con peciolos (rabillo que une la hoja con el tallo) con más de 4 centímetros.
Introdúcelo en una bandeja con compost hasta que la hoja quede al nivel de la tierra.
Mantenida en sombra y con temperatura cálida, a las 6 semanas las plántulas surgirán de la base de los peciolos.
Puedes recubrir la bandeja o maceta con un plástico o cristal para que no se deseque el fragmento vegetal y ventilar unos minutos al día. Pero tampoco es imprescindible el plástico o cristal.
Cuando las plantulitas se hayan fortalecido, extráelas y ponlas en macetas individuales.
Esqueje de hoja entera
Begonia rex
Emisión de brotes nuevos
Muy indicado para Begonia rex
Prepara una bandeja con compost y humedécela.
Corta una hoja, quita el pecilo y haz unos cortes a los nervios perpendicularmente de 1-2 cm.
Ahora colócala con el envés hacia abajo sobre el compost y fíjala con alambre o piedrecitas.
Pon la bandeja en un sitio luminoso, protegido de la desecación con un plástico o cristal. Ventila a diario o día si, día no.
Cuando las plantulitas nacidas tengan un tamaño apropiado para manejarlas, trasplántalas a macetas definitivas.
Planta crasa
Las Plantas Crasas como Crásula, Echeveria, por ej., se colocan sus hojas directamente sobre la tierra, casi sin hundirlas y son capaces de echar raíces.
Esquejes de fragmentos de hoja
Haz trozos de una hoja de unos 4 cm. perpendicularmente al nervio central.
Colócalas verticalmente en el compost.
Cubre el recipiente con un plástico o cristal, retirándolo un rato cada día, para favorecer la aireación y evitar que se pudra.
Cuando hayan enraizado se pasan a macetas individuales.

INGERTOS


En q consiste un ingerto
En unir una parte de una planta a otra. El resultado es un individuo autónomo formado por 2 plantas diferentes.
Es posible hacer injertos múltiples, es decir, injertar más de una yema o púa sobre un mismo patrón. Por ejemplo, para obtener un manzano con varias variedades de manzanas; un rosal con flores de distintos colores; Datura arbórea con flores blancas y rojas a la vez... El inconveniente es que la vida de las plantas con injertos múltiples se acorta bastante y puede llegar a durar sólo 2 ó 3 años; depende, aunque indudablemente, mientras dure, es un bonito logro. Hay que conocer la compatibilidad.

Patrón o portainjerto es la planta que recibe el injerto.
Injerto o variedad es trozo de tallo o la yema que se fija al patrón para que se desarrolle y dé ramas, hojas, flores y frutos
El injerto es un método de multiplicación que mantiene las características de una variedad de fruta o de planta ornamental. Lo he explicado más arriba. Es decir, que una variedad de fruta de calidad o un árbol con una floración ornamental, si queremos que la descendencia tenga estas características con exactitud, se multiplica por esquejes, acodo o injerto; no por semilla, donde la descendencia suele ser variable.
Permite aprovechar las buenas características que aportan los patrones.
El patrón o portainjerto pone las raíces y ofrece una mayor resistencia a suelos malos, calizos, encharchados, con hongos, plagas... depende del patrón que sea. Por ejemplo:
Los rosales se suelen injertar sobre un rosal silvestre que tiene raíces mucho más resistentes que las raíces que puede emitir una variedad de flor.
O las variedades de melocotoneros se injertan sobre patrones resistentes a los suelos calizos. Así casi todos los frutales.
A partir de injertos se pueden obtener plantas más bajitas. Ejemplo típico son los manzanos de porte bajo que han sido injertados sobre patrones enanizantes. Esta reducción del vigor da lugar a una planta que ocupa menos espacio (se pueden plantar más densidad por superficie) y facilita la recolección de frutas.
Ciertos patrones provocan un retraso o un adelanto en la floración o fructificación en árboles frutales. Esta característica puede ser interesante comercialmente.
Algunas variedades de plantas no es posible multiplicarlas por semillas o son muy difíciles a partir de esquejes. En estos casos se recurre al injerto. Ejemplos: los perales o la variedad Gordal de olivo no hay quien las enraíce por estacas y se injertan.
Una aplicación ornamental son los injertos múltiples. Permiten tener en una misma planta flores de distintas variedades o varios tipos de frutas.
El injerto también sirve cuando una variedad de fruta ya no es interesante comercialmente. Se puede cambiar por otra injertándola en los árboles existentes sin necesidad de levantar la plantación.
El injerto es una opción para rejuvenecer un árbol viejo.
El injerto de puente se emplea para reparar cortezas dañadas.


Injertos de púa
Se injerta sobre el patrón una púa (porción de tallo que lleva varias yemas).
Injertos de yema
Se injerta sobre el patrón una yema.
Este tipo de injerto se hace en tallos finos, de 2 centímetros de diámetro como máximo (0,5-1,5 cm. es lo normal).
• Es preferible que el patrón y la púa tengan el mismo diámetro. Si la púa es considerablemente más delgada que el patrón, la púa hay que colocarla desplazada a un lado, no en el centro, como se puede ver en el dibujo de la izquierda abajo.
• Se hace a mediados o finales de invierno, es decir, cuando la púa está en reposo (sin hojas).
• La púa se prepara a partir de una ramita de 1 año de edad, cortando un trozo de 7 a 12 cm. de longitud y de un diámetro máximo de 2 centímetros. Deberá llevar 2 ó 3 yemas de madera. Como si fuera una estaquilla.• Se hace un corte en bisel, tanto en el patrón como en la púa, y sobre ese mismo corte, se le da otro a ambos elementos, obteniéndose las lengüetas (ver dibujos).
Patrón y variedad se ensamblan por las lengüetas, debiendo quedar en contacto el cambium de ambos. Este es el secreto. Hay que poner en contacto los cambiums de las dos piezas, si no, no prenderá. Si se pone sólo un poquito en contacto, fracasa

Se amarra bien con rafia o con cinta adhesiva especial para injertos y se encera todo para protegerlo de la desecación.
• No se desata hasta que las yemas hayan brotado y midan unos 5-10 cm. Si los desatas demasiado pronto, el tejido de unión es muy tierno y escaso y se seca cuando parecía que ya estaba brotando. Mantener la atadura más tiempo del recomendado también es perjudicial, ya que estrangula al injerto por dificultar el paso de la savia.





Propagación por semilla

Para que una semilla pueda germinar tiene que estar madura y con su embrión sano. Necesita del agua para que ablande la semilla y penetre sus tejidos para disolver la sustancia de que se va a alimentar el embrión. Además, necesita del aire para asegurar la respiración de la semilla y del calor del Sol para darle fuerza y vida al embrión.
A los pocos días de ser plantada la semilla, el embrión empieza a desarrollarse, la semilla se hincha y se rompe saliendo así la primera raíz.En la raíz crecen pequeños pelos que absorben agua. Luego, aparece el primer brote, le salen las hojas y poco a poco la planta se va desarrollando hasta que llegue a su completo crecimiento.
Todo este conjunto de fenómenos por medio de los cuáles se efectúa la reproducción de las plantas se denomina Germinación.
Propagación por estaca
La propagación por estaca consiste en cortar un trozo de tallo y enterrarlo en forma inclinada aproxidamente 7 cm. de profundidad. Así se reproduce la yuca.
Propagación por bulbo
Existen dos formas de propagación por bulbo que son:
La primera forma es por raíces que se desarrollan al lado de la planta madre, como por ejemplo el lirio.
La segunda forma es por medio de brotes, como por ejemplo la fresa.





Estolones.

Muchas plantas, como la fresa y la frutilla, desarrollan tallos delgados, largos y horizontales, llamados estolones. Éstos crecen muchos centímetros a ras de la tierra y producen raíces adventicias que, en cada nudo, dan origen a una nueva planta erguida. También hay distintos tipos de pastos, como el gramón y el trébol blanco que se reproducen de esta forma.
Rizomas.
Otras plantas se extienden por medio de tallos denominados rizomas, que crecen bajo la superficie de la tierra. Muchas plantas aromáticas como el jengibre, menta, orégano, estragón y romero se reproducen a través de rizomas. Algunas malezas como la "pata de tero" y otras consideradas como plagas, son muy difíciles de controlar porque se extienden también por medio de estolones o rizomas.

Tubérculos.
Los tubérculos son tallos subterráneos engrosados por acumulación de sustancias alimenticias, y sirven también como medio de reproducción. Ejemplos típicos de tubérculos son las papas y las batatas. Algunas de las variedades de papa que se cultivan casi nunca producen semillas, y deben ser propagadas plantando un trozo de tubérculo que tenga una yema u "ojo" del cual surgirán nuevas raíces y tallos. De esta forma se origina una nueva planta de papa, genéticamente idéntica a la que le dio origen.

Propagación por injertos

. El injerto es la unión del tallo de una planta, con el tallo o raíz de otra, con el fin de que se establezca continuidad en los flujos de savia bruta y savia elaborada, entre el tallo receptor y el injertado. El tallo injertado forma un tejido de cicatrización junto con el tallo receptor y queda perfectamente unido a él pudiendo reiniciar su crecimiento y producir hojas, ramas y flores. Esta técnica es muy antigua y ya era practicada por los horticultores chinos desde tiempos remotos. Tiene grandes ventajas, sobre todo para el cultivo de árboles frutales, pues permite utilizar como base de injerto plantas ya establecidas que sean resistentes a condiciones desfavorables y enfermedades, utilizándolas como receptoras de injertos de plantas más productivas y con frutos de mejor calidad y mayor producción.
Propagación de tejidos vegetales en cultivo in vitro.


El cultivo de tejidos consiste en aislar una porción de la planta (explanto) y proporcionarle artificialmente las condiciones físicas y químicas apropiadas para que las células expresen su potencial de regenerar una planta nueva. Estas técnicas se realizan en el laboratorio en recipientes de vidrio (in vitro), en condiciones de asepsia para mantener los cultivos libres de contaminación microbiana. Las plantas se desarrollan en un medio de cultivo que está compuesto por macronutrientes, micronutrientes, gelificantes y compuestos orgánicos tales como hidratos de carbono, vitaminas, aminoácidos y reguladores del crecimiento. Así, se puede lograr la propagación masiva de plantas genéticamente homogéneas, mejoradas, y libres de microbios. La técnica de cultivo in vitro se encuentra ampliamente desarrollada en el cuaderno N° 35.

La Apomixis
La apomixis es un recurso muy útil para la agricultura, por el cual se obtienen plantas genéticamente iguales a la planta madre a través de la propagación por semilla sin que haya ocurrido fecundación de la gameta femenina. Por lo tanto, las semillas apomípticas contienen embriones cuyo origen es totalmente materno. Actualmente, la propagación por apomixis está tomando más fuerza ya que representa una forma de clonación de plantas a través de semillas, que brinda la oportunidad a los agricultores de desarrollar nuevos y únicos cultivares de especies. La propagación de cítricos usando semilla apomíctica es la forma de propagación más utilizada y eficiente. Muchos pastos comerciales también se propagan de esta forma, tales como Paspalum notatum “pasto horqueta”, Pennisetum ciliare “pasto buffel” y Poa pratensis L. “blue grass o pasto azul de Kentucky”.
Aunque las causas de la formación del embrión sin fecundación sean aún difíciles de determinar, la apomixis constituye una forma de reproducción de especies que asegura un mejor control en la producción. Debido a que no hay intercambio de material genético, la apomixis permite la reproducción de especies con características favorables, resaltando su eficiencia y la producción de semillas de alta calidad. Es decir que esta técnica combina las ventajas de la propagación por semilla (por fecundación) y los métodos de propagación vegetativa.



La clonación de plantas y su uso en la biotecnología moderna
La clonación de plantas, fundamentalmente el cultivo in vitro, constituye un paso fundamental en la obtención y regeneración de plantas genéticamente modificadas, o transgénicas. La obtención de una planta transgénica mediante técnicas de Ingeniería Genética depende de la introducción de ADN foráneo en su genoma que determina la manifestación de un nuevo rasgo de interés. Normalmente se utilizan cultivos de tejidos, seguido de la regeneración de la planta completa y la subsiguiente expresión de los genes introducidos, o transgenes
El avance de la Ingeniería Genética vegetal se debió principalmente al desarrollo de dos importantes técnicas durante la década de los 80:
Regeneración de plantas completas y fértiles a partir deü cultivos de células o tejidos in vitro.
Introducción de ADN foráneo en la planta, seguido de suü inserción en el genoma y su expresión (expresión de la proteína recombinante).Mediante estas técnicas se han podido regenerar casi todas las plantas de interés agrícola: cereales, leguminosas, hierbas forrajeras, caña de azúcar, papaya, plátano, y de aquí la importancia del cultivo in vitro como paso fundamental para la obtención y regeneración de plantas genéticamente modificadas


Injertos de púa

Se injerta sobre el patrón una púa (porción de tallo que lleva varias yemas).
Injertos de yema
Se injerta sobre el patrón una yema.
Este tipo de injerto se hace en tallos finos, de 2 centímetros de diámetro como máximo (0,5-1,5 cm. es lo normal).
• Es preferible que el patrón y la púa tengan el mismo diámetro. Si la púa es considerablemente más delgada que el patrón, la púa hay que colocarla desplazada a un lado, no en el centro, como se puede ver en el dibujo de la izquierda abajo.
• Se hace a mediados o finales de invierno, es decir, cuando la púa está en reposo (sin hojas).
• La púa se prepara a partir de una ramita de 1 año de edad, cortando un trozo de 7 a 12 cm. de longitud y de un diámetro máximo de 2 centímetros. Deberá llevar 2 ó 3 yemas de madera. Como si fuera una estaquilla.• Se hace un corte en bisel, tanto en el patrón como en la púa, y sobre ese mismo corte, se le da otro a ambos elementos, obteniéndose las lengüetas (ver dibujos).
Patrón y variedad se ensamblan por las lengüetas, debiendo quedar en contacto el cambium de ambos. Este es el secreto. Hay que poner en contacto los cambiums de las dos piezas, si no, no prenderá. Si se pone sólo un poquito en contacto, fracasa

Se amarra bien con rafia o con cinta adhesiva especial para injertos y se encera todo para protegerlo de la desecación.
• No se desata hasta que las yemas hayan brotado y midan unos 5-10 cm. Si los desatas demasiado pronto, el tejido de unión es muy tierno y escaso y se seca cuando parecía que ya estaba brotando. Mantener la atadura más tiempo del recomendado también es perjudicial, ya que estrangula al injerto por dificultar el paso de la savia.


Injerto de tocón de rama

Este método es útil para injertar ramas que son demasiado gruesas para el injerto inglés, pero no lo suficiente para ser injertadas por otros métodos, tales como el de hendidura o de corteza.
• Para este tipo de injerto los mejores patrones son ramas de alrededor de 3-5 cm. de diámetro.
• La mejor época es a finales de invierno o principios de primavera.
• La púa debe ser de 1 año de edad, contener 2 ó 3 yemas y tener unos 7,5 cm. de longitud.
• La púa sólo se afila por un lado, para que exista el máximo de cambium posible en contacto.
• Se hace sobre el patrón un corte inclinado profundizando hasta un tercio o la mitad del grosor de la rama.
• Se inserta inclinada procurando que quede en contacto el cambium del patrón y el de la variedad. Fundamental.
• Se ata firmemente con rafia o con una cinta especial para injertos y se encera sellando todas las aberturas para proteger de la desecación. El extremo de la púa también debe encerarse.
• No se desata hasta que las yemas hayan brotado y midan unos 5-10 cm. Si los desatas demasiado pronto, el tejido de unión es muy tierno y escaso y se seca cuando parecía que ya estaba brotando. Mantener la atadura más tiempo del recomendado también es perjudicial, ya que estrangula al injerto por dificultar el paso de la savia.

Este tipo de injerto es el más recomendable cuando el patrón y la púa tienen el mismo diámetro, por ejemplo, entre 0,5 y 1,5 cm.
• Se corta con unas tijeras de podar el patrón a la altura deseada y se le hace un corte a lo largo por el centro de unos 6 cm de longitud.
• La púa debe tener al menos un año, el mismo tamaño que el patrón, y 2 ó 3 yemas. Si el patrón es de mayor diámetro que la púa, sólo pueden estar en contacto por un lado.
• A la púa se le corta un bisel por ambos lados.
• Se introduce de tal manera que la corteza del patrón y la de la estaca se toquen para que el cambium de ambos elementos quede en contacto.
• Se ata la unión con rafia de injertar y se encera con pasta o mástic para injertar. Se pone también cera en la punta de la púa.
• No se desata hasta que las yemas hayan brotado y midan unos 5-10 cm. Más tiempo tampoco es bueno porque puede quedar estrangulado al dificultar el paso de savia.
• Este tipo de injerto lo admiten muchos árboles de hoja caduca. Época de realización: desde mediados hasta finales de invierno.
• También se puede hacer en árboles y arbustos de hoja perenne, en esta caso, desde finales de invierno hasta finales de primavera, usando púas con hojas y cubriendo el injerto con una bolsa de plástico transparente durante varias semanas para evitar su deshidratación.


Injerto de hendidura doble

Es uno de los tipos de injerto más antiguos y de uso más amplio.
• Se utiliza para cambiar de variedad (olivo, vid, peral, manzano, etc.) o para rejuvenecer árboles. Resulta útil en especies de larga vida, como los Manzanos, Perales, Olivos, etc., pero en otras ocasiones es mejor arrancar y plantar árboles nuevos jóvenes que reinjertar la copa.
• Válido para casi todos los árboles de hoja caduca.
• También se puede hacer en árboles y arbustos de hoja perenne, cambiando la púa por una ramita o esqueje con hojas y cubriendo el injerto con una bolsa transparente durante varias semanas para que se seque.
• Se practica sobre troncos de árboles pequeños de hasta 10 centímetros de diámetro, o ramas de árboles grandes de hasta 10 cm. de diámetro
• La época va desde mediados hasta finales de invierno o, incluso, en primavera.
• Se preparan dos púas haciéndoles un bisel por ambos lados.• A la rama o tronco se le practica un corte recto y limpio y un corte longitudinal por el centro.





• Se insertan las dos púas en el tocón, una a cada lado de la hendidura.
• Las púas hay que ajustarlas bien de manera que las cortezas externas de ambas estacas contacten y se alineen con la corteza del patrón, a fin de que los cambiums se fusionen. Esto es vital.
• Se ata y encera todo con mástic o pasta selladora, incluyendo los extremos de ambas estacas.
• Si prenden las dos, se pueden conservar ambas, pero también dejar la mejor colocada o de crecimiento más vigoroso, y a la otra darle una poda dura, pero manteniéndola viva para que ayude a cicatrizar la zona del injerto. Más adelante se eliminará por la base la que no nos interese.
• No se desata el injerto hasta que las yemas hayan brotado y midan unos 5-10 cm. Dejarlo más tiempo tampoco es bueno, porque puede quedar estrangulado al dificultar el paso de savia. • Puesto que hay que hacer una poda muy fuerte al árbol si se injerta en ramas gruesas, para atenuar este efecto, un año se puede injertar en una rama y al siguiente en otra, por ejemplo.


Es un tipo de injerto fácil y que tiene buen porcentaje de prendimiento.
• Se utiliza, entre otros posibles fines, para cambiar la variedad en olivo, cítricos, almendro, etc.
• Sirve para cualquier árbol o arbusto de hoja perenne o caduca.
• El patrón puede tener de 3 a 30 cm. de diámetro o incluso más.
• Se hace en primavera, cuando ya está en savia, puesto que es necesario poder separar la corteza en el patrón.
La púa se recolecta en invierno y se mantienen en el frigorífico. Antes de guardarlas, se deben mojar un poco, envolver en papel de cocina o de periódico y meter en una bolsa de plástico para evitar que se sequen.
• Si es un árbol de hoja perenne, como el de la fotografía derecha, se recoge y se injerta directamente, sin guardar.
• La púa debe tener 2 ó 3 yemas y 10-12 cm. de longitud.
• El patrón se corta con un serrucho y con un cuchillo se le hace un corte vertical de unos 5 cm en la corteza.
• A la púa un corte en bisel por un lado. Si es de hoja perenen, se le cortan las hojas, excepto la superior, dejando el pecíolo.
• Se insertan 2 púas (o más) por el lado biselado entre la corteza y la madera del patrón.



Consiste en soldar 2 ramas.
• Se hace a partir de dos plantas enteras.
• Tienen que estar plantadas cerca una de otra, o bien, juntarlas si es que están en macetas; o una plantada en tierra y otra en maceta.
• Se practica un rebaje en cada rama quitando unos centímetros de corteza con un poco de madera. Las partes quitadas deben ser iguales y a la misma altura.
• Luego se unen encajando perfectamente. La clave de los injertos es que queden en contacto el cambium del patrón y el cambium de la variedad. Si se pone sólo un poquito en contacto, el injerto fracasa.
• Se ata y se cubre todo con mástic o cera de injertar.
• Una vez se ha producido la unión entre las dos plantas, se corta por encima de la unión la planta que NO queremos que forme el tronco y las ramas, sino que aporte únicamente sus raíces.
• Se puede dejar con dos pies (dos sistemas radicales) para dar más vigor al injerto, o se puede cortar el pié de la planta injertada por debajo del injerto. Este pié puede volver a brotar y servir para injertarle otra púa. • Ejemplos para hacer injerto de aproximación: Mimosa (Acacia dealbata) con otra Acacia que sea resistente a la caliza; Pino piñonero sobre Pino carrasco, etc